Saltar al contenido

Por qué las inspecciones por imágenes térmicas infrarrojas son útiles para la compra de una casa

La humedad es un enorme problema que puede ser revelado usando sistemas de imágenes térmicas durante las inspecciones de las casas. Los problemas de humedad se presentan de muchas formas: goteras en los techos, trozos de moho ocultos, tuberías con fugas y vigas de madera con nidos de termitas son algunos de los más comunes.

Al destacar los cambios de temperatura entre las superficies secas y húmedas, las cámaras térmicas facilitan la detección de problemas de humedad y proporcionan pruebas fotográficas.

Los problemas eléctricos también pueden ser revelados por los sistemas de imágenes térmicas – incluyendo la pérdida de calor y energía, preocupaciones estructurales, grietas en los cimientos, problemas de ventilación, falta de aislamiento, y las infestaciones de roedores.

Vamos a discutir algunos de los problemas más comunes que podemos descubrir con una cámara térmica que le ahorrará dinero.

El agua generalmente cederá su calor a un ritmo más lento en comparación con los materiales de los techos que la rodean debido a su alta capacidad térmica.

Así, podemos ver con una sola imagen si alguna región contiene humedad.

Esto se hace mejor por la noche, cuando la temperatura exterior comienza a bajar.

El material del techo habrá liberado calor mostrando púrpura o azul en la imagen, mientras que los materiales húmedos aún estarán calientes y se mostrarán como naranja o rojo en la imagen.

La imagen de arriba a la derecha revela una mala fuga en invierno, mostrando el color azul cuando el frío se infiltra en la casa caliente.

Fallas eléctricas

Identificar la fuente de los problemas eléctricos de forma precisa y rápida puede añadir un gran valor a una casa, mientras se previenen los daños y lesiones en la propiedad.

Las imágenes térmicas revelarán marcas amarillas dondequiera que los sistemas eléctricos estén dañados, lo que hace que sea fácil de encontrar y colocar en la lista de renovaciones/reparaciones necesarias.

Defectos estructurales

Al escanear techos, suelos y paredes con una cámara térmica, podemos detectar diferencias en la temperatura y la conductividad que nos indican los elementos estructurales ocultos que faltan y los componentes dañados.

Además de la falta de aislamiento, muchas casas revelarán paredes húmedas en los sótanos que pueden ser una fuente potencial de moho .

La información de las inspecciones por imágenes térmicas es beneficiosa para el propietario o el posible comprador de una casa.

Sin embargo, también vale la pena señalar que las inspecciones de casas tienen sus límites. Los resultados deben ser interpretados por un especialista que conozca las posibles fuentes de error en las mediciones, como el calor reflejado, las zonas secas y el límite de las lecturas de superficie.

Cuando compre la casa de sus sueños, asegúrese de que no tenga problemas ocultos exigiendo una inspección de la casa con imagen térmica.

Los vendedores de viviendas no quieren que surjan problemas inesperados (en particular del tipo fácilmente solucionable) que asusten a un posible cliente cuando completen la inspección.

Incluso los actuales propietarios de casas sin intenciones de vender se beneficiarían de una inspección térmica. La tecnología de las cámaras termográficas es una fantástica adición a una inspección visual.

No niega el requisito de un inspector con conocimiento y experiencia en todos los sistemas que conforman un hogar.

Como siempre, ¡elige sabiamente!