Saltar al contenido

Cómo funcionan las cámaras de imágenes térmicas

Todo el mundo está ya familiarizado con las cámaras ordinarias y las fotos que son capaces de tomar, pero ¿qué pasa con una cámara de imágenes térmicas? Estas cámaras crean imágenes que las cámaras de luz visual son completamente incapaces de capturar.

Las cámaras de imágenes térmicas crean imágenes de radiación infrarroja, también conocida como, bueno… calor. Los sensores de estas cámaras pueden crear una imagen compuesta que muestra con precisión el calor que está emitiendo un objeto, dando como resultado una imagen infrarroja que es capaz de mostrar lo que el ojo desnudo o una cámara de luz visible no puede.

Esta tecnología proporciona un sinfín de usos, y hoy en día está ampliamente disponible tanto para novatos como para profesionales que dependen de la imagen térmica para hacer su trabajo.
¿Qué es exactamente una cámara de imagen térmica? ¿Cómo funcionan las cámaras de imagen térmica?

¿Qué es exactamente una cámara de imágenes térmicas?

Antes de profundizar en cómo funciona una cámara de imágenes térmicas, expliquemos primero lo que es una.

Por definición, una cámara de imágenes térmicas es un generador de imágenes térmicas que es esencialmente un sensor de calor capaz de detectar pequeñas diferencias de temperatura. El dispositivo recoge la radiación infrarroja de los objetos en la escena y crea una imagen electrónica basada en la información sobre las diferencias de temperatura.

Estas cámaras pueden venir en muchas formas. Algunas son grandes dispositivos que deben ser rodados, otras requieren de dos manos y dos agarraderas, y las cámaras termográficas más usadas que se encontrarán ahora son dispositivos de mano que son ergonómicos y controlados por un disparador para iniciar la captura de la imagen.

Mientras que todas las cámaras de imágenes térmicas tienen un sensor de infrarrojos para recoger las longitudes de onda de los infrarrojos, muchas también tienen un lente de luz visual que crea una imagen que se superpone a la imagen de infrarrojos, proporcionando más contexto y detalle a la imagen de infrarrojos.

La gran mayoría de las cámaras de imágenes térmicas tienen una pantalla que da una visión instantánea de la imagen capturada, y algunas pueden cargar instantáneamente las imágenes a una red, o enviar la imagen e incluso el vídeo en tiempo real a otros dispositivos.

Cómo funcionan las cámaras de imágenes térmicas

Las cámaras de imágenes térmicas se basan en una combinación de sensores y circuitos para crear una imagen utilizable que se puede ver claramente en una pantalla.

Para empezar, el objetivo de la cámara de imágenes térmicas apunta a un objeto o área. El objetivo de la cámara enfoca la luz infrarroja que emiten todos los objetos dentro del punto de vista del objetivo. La luz enfocada es entonces escaneada por un conjunto de detectores de infrarrojos.

Los elementos detectores crean entonces un detallado y preciso patrón de temperatura que se conoce como termograma en aproximadamente una treintava parte de segundo. La información de la temperatura se recoge desde varios miles de puntos en el campo de visión del detector.

El termograma creado por los elementos detectores se traduce entonces en impulsos eléctricos. Los impulsos se envían a una placa de circuito con un chip especializado que traduce la información de los elementos detectores en datos utilizables para la pantalla de la cámara.

Por último, la unidad de procesamiento de la señal envía la información infrarroja traducida a la pantalla, creando una imagen de varios colores según la intensidad (calor) de la emisión infrarroja.

Usos de las Cámaras de Imagen Térmica

Las versiones modernas de las cámaras de imágenes térmicas fueron creadas inicialmente para uso militar, pero ahora se han cruzado en una variedad de vías.

Mantenimiento preventivo

Este es quizás el uso más popular de las imágenes térmicas, ya que tanto los novatos como los profesionales pueden beneficiarse de ellas. Muchos dispositivos y máquinas tienden a sobrecalentarse hasta que se produce un fallo, y eso incluye también los circuitos y las tomas eléctricas.

Los generadores de imágenes térmicas proporcionan una forma fácil de escanear estos objetos para detectar áreas específicas que pueden estar sobrecalentadas. Esto reduce rápidamente las horas de conjeturas y diagnósticos, y puede hacerse de forma rutinaria para detectar problemas antes de que se vuelvan graves.

Esto puede aplicarse a los objetos de su propia casa, o incluso a otras cosas como el motor de un coche. Las cámaras de imagen térmica pueden mostrarle rápidamente las áreas problemáticas en cualquier lugar, desde el bloque del motor hasta la caja de fusibles, ahorrándole tiempo y dinero en el futuro.

Solución de problemas de calefacción y refrigeración

Las fugas de aire dentro y alrededor de su casa no sólo pueden hacer que su casa sea menos confortable, sino que también le cuestan dinero por el aumento de las facturas de energía.

Los generadores de imágenes térmicas le permiten escanear rápidamente las áreas de su casa en busca de cualquier corriente o fuga de aire que esté contribuyendo a la pérdida de calefacción y refrigeración en su hogar. Con las imágenes térmicas, puede localizar con precisión las áreas alrededor de las puertas y ventanas que no están selladas correctamente, y utilizar el generador de imágenes después de una reparación para asegurarse de que el sellado se ha hecho correctamente. .

Incluso puedes usar estos dispositivos para detectar la falta de aislamiento en el interior de las paredes, y localizar cualquier área en el techo que pueda estar contribuyendo al problema también.

Gente tomando la temperatura con imagen termica

Primeros auxilios

Las imágenes térmicas pueden salvar vidas cuando el tiempo es esencial. El fuego n utiliza regularmente la imagen térmica cuando responde a incendios de propiedades para buscar cualquier persona que pueda estar todavía dentro, junto con la localización de las áreas más calientes del fuego. Esto puede ser especialmente útil cuando la visión está obstruida por un humo denso.

Estas cámaras son de gran utilidad durante eventos catastróficos como colapsos de edificios. Las imágenes térmicas pueden penetrar en los escombros y localizar cualquier víctima que esté atrapada bajo los escombros, y que de otra manera podría ser pasada por alto. Los policías han usado incluso la imagen térmica para capturar a los sospechosos que están escondidos.

Salud animal

Los veterinarios tienen un gran uso para las imágenes térmicas, especialmente cuando se trata de tratar y diagnosticar animales grandes como vacas y caballos. Las cámaras de imágenes térmicas pueden ayudar a los veterinarios a localizar las partes del cuerpo que están inflamadas y sobrecalentadas, indicando infecciones, hemorragias internas y toda la gama de problemas de salud que son difíciles de señalar a simple vista.

Seguridad

Las imágenes térmicas pueden ser de gran ayuda cuando se trata de seguridad. Ya sea que esté investigando un ruido en el patio trasero que escuchó en medio de la noche, o tenga miedo de estar en presencia de algunos huéspedes no deseados por la noche mientras acampa, las imágenes térmicas pueden revelarle lo que de otra manera está envuelto en la oscuridad.

Moho y fugas de humedad

Las imágenes térmicas no son sólo para localizar el calor. A veces las anormalidades pueden porque no están emitiendo ningún calor. Las cámaras de imagen térmica pueden señalar el moho que puede estar detrás de las paredes, y también encontrar fugas de agua que se filtran en el sótano, o fuera de una tubería.